top of page

Invierno e incertidumbre

Estamos en un invierno extendido, que representa un cambio en los patrones climatológicos. Esta puede ser una oportunidad para hacer a un lado la inercia, saber que los "pronósticos" pueden fallar y abrir paso a la falta de certeza, poder aceptar lo que llegue, dejarnos sorprender por la vida sin anticiparnos.


Llevamos ya unos meses con un clima de Invierno, mucha lluvia y cielos nublados. Yo como fan del #sol que soy, lo veo ahora como un tiempo propicio para reconciliarme con el frío, la quietud, la #oscuridad, las sombras, la #energíafemenina que tenemos todos, como aparece en Energía femenina:50% de lo que somos. Un tiempo para ir adentro, dejar de brillar, ausentarse un poco, creo que es necesario también vivir esa sensación.


En la vida surgen momentos en los que queremos parar y resguardarnos. Creo que está bien sentir que no queremos hacer, ni intervenir, ni participar, especialmente con esta época tan festiva que se avecina: la navidad. Alguna vez leí en un texto sobre la época del #renacimiento, que en países con estaciones, el #invierno era el tiempo propicio para que escritores, artistas, científicos y académicos llevarán a cabo sus obras, pues tocaba estar "adentro" de sus casas, de sus cuartos, lo que se convertía en la oportunidad para producir sus #creaciones.


Era un periodo de tiempo en el que había un proceso de introspección, que alguien podría llamar de "ocio" muy necesario para que surjan nuevas ideas, para que florezca la #creatividad.

Para nosotros es un poco extraño este hecho. Es posible que después de la pandemia, estemos un poco más familiarizados con este #cambio, con disfrutar el hogar, ese espacio y ese tiempo, incluso trabajar desde casa de ha vuelto un privilegio que muchos anhelamos seguir gozando.


Esto a su vez me lleva a pensar en dos palabras: la #inercia y la incertidumbre, la primera relacionada con lo duro que nos da el cambio, pues a principios del año pasado era el encierro obligatorio la causa de muchas angustias, ahora, a un poco más de una año de esta abrupta ruptura en la #rutina, toca volver a habituarnos al caos que implica salir, moverse y vivir al ritmo de los grandes centros urbanos como #Medellín, principalmente en momentos como las "horas pico".


Precisamente la inercia se nota incluso en el hecho de que esperamos que el clima sea el de todos los años, lo que nos golpea cuando no sucede, como en esta ocasión. De ahí también lo mucho que nos afecta la incertidumbre: el hecho de "No saber" que va a pasar, pues en cuestiones climatológicas y en muchos otros aspectos de la vida, la ciencia nos ha puesto en la tarea de establecer #patrones, tratando de convertir los hechos en datos, para luego formular ecuaciones y hacer que se cumplan para tener así "pronósticos" de lo que va a pasar más adelante, poder anticiparnos a la realidad.


Hace poco en una conversación interesante para #radioEureka sobre incertidumnre y #salumental con el médico psiquiatra Farid Numa, @faridnuma mencionamos que estamos en una cultura que valora mucho el tener una solución siempre, a nivel laboral y social se valora más a quien dice tener respuestas para todo, de allí la angustia que puede generar el decir "No sé" o simplemente "No" ante una propuesta. El protocolo indica que no se debe ser "tan radical", toca decirlo camuflado cuando no se tiene la solución o simplemente no se quiere participar o #intervenir.


Creo que debemos normalizar que alguien quiera y elija ausentarse, que no siempre quiera participar. Creo que haciendo buen uso de la comunicación con los más cercanos, se puede ser #selectivo, darse uno mismo y dar a los demás un tiempo y un espacio para ser introvertidos. Además en la comunicación, pues poder decir y aceptar con #tranquilidad un "no sé".

Se vale no tener la respuesta y poder expresarlo, cabe una expresión de Leonardo: @carasol_espiraldeluz: "vale la dicha"... aprender de la incertidumbre, tener una "mente de principiante" o de niño, poder dejarse sorprender por lo que venga sin necesidad de tener la "certidumbre" o certeza, poder estar abiertos a recibir lo que llega con #gratitud.

Es además genial estar conectados con nosotros principalmente, con la vida desde lo que sucede "adentro" evitando intervenir en todo momento y anticiparse a todo lo que pasa. Sobre el tema, encontré un un texto interesante llamado "La #incertidumbre es maravillosa porque nos hace pensar mejor":

...¿Por qué cree que nos cuesta manejar la incertidumbre?

Porque vivimos en una sociedad que constantemente ve las respuestas instantáneas como exitosas. Recurrimos a dispositivos que básicamente nos ofrecen respuestas de forma inmediata.

Hay algunos estudios que muestran que si las personas buscan algo en Google están mucho menos dispuestas a enfrentarse a un problema o a una pregunta más adelante.

Otra investigación muestra que solo el 25% de las publicaciones en internet se abren antes de que se compartan o se les dé "me gusta". Básicamente, las personas comparten, les gustan y tuitean cosas que ni siquiera están leyendo. Y esto se considera la norma.

Entonces cuando te enfrentas a la incertidumbre, parece ser algo muy incómodo.

Pero yo creo, y los nuevos hallazgos científicos lo demuestran, que la incertidumbre es absolutamente crítica para el pensamiento, para la creatividad, incluso para el bienestar mental y la resiliencia.

Eso es exactamente lo que necesitamos ahora. Tener incertidumbre es inesperadamente lo que debemos tener en un momento de volatilidad y desafíos complejos.

¿Por qué dice que la incertidumbre puede ser un regalo? ¿Cuáles son sus beneficios?

Durante décadas, los científicos no estudiaron la incertidumbre de manera extensa como una construcción psicológica. Se consideraba algo que simplemente tenías que pasar lo más rápido posible para llegar a un buen pensamiento desarrollado.

Pero recientemente hubo una enorme cantidad de investigaciones que muestran exactamente lo que hace.La incertidumbre es un tipo de pensamiento provocador. Algunas personas la comparan con una forma de buen estrés. La incertidumbre es el trampolín hacia un pensamiento mayor"

Maggie Jackson. Escritora y crítica social

Cuando no estás seguro, tu cuerpo responde a lo que tu mente dice: peligro, algo nuevo, hay un problema aquí.

Los humanos básicamente hacemos una pausa, no estamos seguros, nos volvemos más alerta y podemos aprender. Entonces, el cerebro comienza a dirigir más glucosa, más energía, a sí mismo.

Así que la incertidumbre es este estado absolutamente maravilloso que te está provocando a pensar.

Básicamente te lleva a lo que Daniel Kahneman (psicólogo y economista israelí, ganador del Nobel de Economía 2002) llamó "pensamiento lento".

Todos los días nos movemos, viajamos en nuestros coches, no tenemos que pensar en cómo hacer una taza de café ni en cómo ponernos los zapatos para correr, etc.

Esas son situaciones de rutina en las que nuestro pensamiento es automático, intuitivo, se basa en patrones.

Pero cuando hay algo nuevo, cuando estamos en problemas, es entonces cuando de repente nos topamos con este increíble estado mental de la incertidumbre.

Un estudio encontró que cuando estaban expandiendo la Unión Europea, los directores ejecutivos en Europa más ambivalentes, los que no estaban seguros de qué hacer, fueron los que cambiaron para ser más ingeniosos y escucharon más perspectivas de su equipo. Ellos pasaron más tiempo estudiando el problema.


Ahora, volviendo al tema del clima y cómo la lluvia y el invierno altera nuestras rutinas, un aprendizaje genial para mí este año con el profe Esteban @estebananda, es poder ver a Dios, la #divinidad, esa energía sutil incluso en una #tormenta, en lo salvaje, en eso que nos han enseñado a temer. No todos los días sale el sol, así como nosotros, no siempre queremos brillar, hacer cosas, sobresalir, participar, compartir nuestra luz y estar con otros. Precisamente de estos temas conversamos y aprendimos bastante en el curso sobre el Bhagavad Gita, liderado por el #Semillerodeyoga de la UdeA para tener otras ideas de Dios, de la divinidad presente en todo y en todos,

Es bueno darnos ese permiso, de ausentarnos y aprender a disfrutar la soledad, el alejarse por momentos y disfrutarlo, así como aprender a disfrutar la #lluvia, el frío la oscuridad, un cielo gris y cargado de nubes, de #rayos y truenos.

Finalmente, mi invitación es a ser #conscientes de que los seres humanos estamos hechos de polaridades, de #luces y sombras, de brillo y oscuridad, que pueden emerger en diferentes momentos de la vida. Podemos elegir mirar esas sombras e ir adentro, porque todos tenemos el #poder de elegir, conscientes de que somos parte de un entorno, de comunidades a nivel familiar, laboral y social, así como tenemos una individualidad y unas particularidades.

Poder mantener en #equilibrio entre ese mundo interno y el externo hace que podamos fluir en la vida con facilidad, con salud y #bienestar. Al final, vinimos a ser felices, a disfrutar la vida, una que trae gran cantidad de cambios y sorpresas, ahí está el encanto de la incertidumbre, en poder soltar el control y dejarnos sorprender cada día.

Mi recomendado

Un texto interesante sobre la incertidumbre está en el artículo "La incertidumbre es maravillosa porque nos hace pensar mejor" Además está una compilación de textos y creaciones llamada: "Con la Bhagavad Gita aprendimos" del Semillero de yoga de la UdeA

Referencias

BBC, L. A. (7 de Mayo de 2021). Obtenido de https://www.bbc.com/: https://www.bbc.com/mundo/noticias-56808808?fbclid=IwAR0b5b8JewACzIuv7oC_akS0Tl7L6qPtDWXTRytAABxKu8xN5DC9FvVChvE


Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page