top of page

Energía femenina: 50% de lo que somos

Actualizado: 8 mar 2022

Conectar con esa energía femenina que habita en todas las personas, es un proceso relacionado con aceptar e integrar en nuestra vida la dulzura, estética, flexibilidad. Lograr el equilibrio entre esta y la energía masculina es el reto; aquí algunas ideas para fluir mejor en la vida.

Guardo un bello recuerdo de cuando empecé a explorar el mundo de la danza árabe o belly dance, que llegó mientras me hacía consciente del #camino recorrido para tener mayor conexión con esa energía, reconciliarme con mi #madre, con mi linaje femenino y así también con la suavidad, la delicadeza, trabajando el equilibrio entre la fuerza de #voluntad, con la compasión y la ternura que representa esa fuerza femenina, presente en todos los seres humanos.


La experiencia de bailar este ritmo me encantó, cada nuevo paso aprendido era un reto: poder disociar los movimientos de cadera, pecho, hombros, manos y el mayor desafío era #bailar disfrutando, con un rostro tranquilo -como que hay cero esfuerzo-, con mirada y expresión coqueta, porque hay un componente de sensualidad muy chévere en esta práctica.

Escuché además que es una excelente manera de conectarse con la tierra, la maternidad, el útero, ese lado femenino, además con la #sensualidad y el erotismo, que se genera por los movimientos corporales pero además energéticos, abriendo y activando todos los #chakras, otra forma adicional a las estrategias mencionadas en el texto: El cuerpo y su energía, cómo armonizarla?

...Esta es otra excelente alternativa para las mujeres, una #terapia muy recomendada. Con la práctica, sentí que solté un montón de rigideces, de bloqueos, disfruté cada clase y el hecho de hacer parte de esa comunidad de #mujeres, en la que, inspiradas por unas profes muy especiales, nos conocimos e integramos como grupo: compartiendo las diferencias, la diversidad, las #risas y los retos de cada nueva coreografía, además la preparación, las carreras, el maquillaje, el vestuario y el susto previo a cada presentación en un escenario, ante un público expectante.


Conecté además esto del belly dance, con otra experiencia de reconciliación con esa energía femenina, en un curso muy chévere liderado por Federico Paz @fedepazm, llamado "Sanar la relación con los #padres" muy recomendado.

Al terminar, varios darme cuenta: Siempre me sentí más cercana a mi padre aunque era un hombre con comportamientos machistas. El asunto es que yo sentía cierto rechazo por mi #madre y ella poco ayudaba con su imponencia, sus ganas de ordenar y controlar todo, con un alto grado de exigencia y "perfección" lo cual, luego descubrí que también estaba en mí, comprobando un dicho muy sabio: "lo que rechazas, persiste". Mi papá en cambio, transmitía calma, #tranquilidad, un silencio reconfortante, además de cierta irreverencia.

Reconciliarme con mi madre ha sido un #proceso largo, relacionado con aceptar la feminidad, la dulzura, la magia del ritual, la estética, la belleza. El curso fue una experiencia maravillosa, un aprendizaje en el que me fui encarretando cada vez más y como decía Fede: "había mucha data por procesar". Lo mejor es que gracias a los aportes y experiencias compartidas en la #comunidad del curso es que llegan esos "insights", mensajes y señales que nos dejan a los participantes como WOW! eso es lo que a mí me pasa.

Un segundo cambio chévere que percibo hace un tiempo, en este camino de aprendizaje, integrando el #yoga y la #meditación, es poder conectar más con el cuerpo y las emociones; siempre he practicado actividad física y me encanta, pero creo que había primado la mente, el pensamiento racional y académico, por algo soy ingeniera medio psicorrígida como muchos de ellos. La idea es que cada vez "siento" más y quiero "tratar de entender" menos, me siento más conectada con el #sentir, la intuición y la sabiduría interior. El tema con las fuerzas femenina y masculina, es el reto que implica lograr un equilibrio entre ellas, vivir en un #movimiento de va y ven, fluyendo con las características diversas y complementarias de ambas energías.

Un aspecto chévere de este tema de lo femenino, es la nueva relación que se está promoviendo desde varias corrientes entre mujeres. Creo que aún se da en algunos ambientes laborales, cierta hostilidad, incluyendo: competencia, crítica, comentarios que incomodan y #rivalidad entre mujeres; sin embargo, quiero pensar que esto ha ido cambiando, dando paso a la #solidaridad, la cooperación, a una comunicación más amable, mirando las compañeras como pares, con mayor #dulzura, acogiendo y celebrando las diferencias.

Esta última ha sido mi experiencia, en ese sentido me siento afortunada: recuerdo mi primer trabajo -al salir de la universidad-, llegué a conocer y compartir con un grupo de personas, en su mayoría mujeres: amables, simpáticas, risueñas, #creativas, acogedoras, a quienes recuerdo con cariño y así ha sido en las demás experiencias laborales. La imagen es una muestra de un momento feliz con amigas laboriosas.


Así como yo sentí en algún momento la necesidad de conectar más con esa #energía femenina, es posible que algunas personas, tanto mujeres y hombres, descubran que falta mayor conexión con lo #masculino: con el #poder, la fuerza de voluntad, tomar decisiones de forma fácil y asertiva. Afortunadamente, pienso que estamos en una época en que las personas somos más conscientes cada vez de cultivar el equilibrio, se trata de fluir con las fortalezas de ambas energías y trabajar en las debilidades, en un proceso de #autoconocimiento constante para llegar al balance.


En la filosofía del yoga, este par de energías son ampliamente conocidas y estudiadas, proponiendo técnicas para lograr un balance, con ejercicios de #respiración o "pranayamas", con las posturas o "#asanas" y además usando el #ayurveda o "ciencia de la vida", para promover la alimentación consciente y otros hábitos saludables como una #medicina preventiva. A continuación un texto que explica los conceptos de Ida y Píngala que son los nombres dados a la energía femenina y masculina respectivamente.


Ida, Pingala y Sushumna

Existen muchos canales de energía o “Nadis”, como se les llama en la filosofía hindú, pero destacan tres de ellos. Son Ida, Pingala y Sushumna.

¿Recuerda el símbolo de la medicina con las dos serpientes enroscadas alrededor del bastón alado? En la filosofía hermética, esto se llama "Caduceo". Representa a los dos Nadis principales, Ida y Pingala, alcanzando su pináculo de evolución y contribuyendo a la energía vital.

Pero, ¿qué son exactamente Ida y Pingala?

Ida - El canal de energía izquierdo

Ida se encuentra en el lado izquierdo de la columna vertebral (su izquierda). Está asociado con la vibración de la luna, que representa la parte emocional de una persona: la energía Yin. En el idioma sánscrito, Ida significa "comodidad".

Independientemente de nuestro género, todos tenemos un lado femenino y masculino.

Cada uno de ellos se manifiesta en distintas situaciones según nuestro estado de ánimo interior en un momento dado.

Ida es la que está conectada a nuestra parte femenina. Corresponde a la fosa nasal izquierda al lado derecho de nuestro cerebro. Esta es la parte más introvertida de nuestro cuerpo. Ida transporta la energía al sistema nervioso. Este proceso calma el cuerpo, la mente y el alma.

Pingala: el canal de energía adecuado

Pingala se encuentra en el lado derecho de la columna. Representa la parte masculina y pragmática: la energía Yang.

En sánscrito, Pingala significa "canal" o "flujo". Se conecta a la fosa nasal derecha y al hemisferio izquierdo de nuestro cerebro.

Pingala trae el elemento del sol que representa el intelecto. Conecta con el lado más extrovertido y masculino. Controla elementos esenciales de la vida como la vitalidad y la fuerza.


¿Qué representan Ida y Pingala?

Incluso si se presentan como una dualidad en la tradición hindú, no olvidemos que están dentro del mismo cuerpo. Todo es un todo y funciona en conjunto.

Por ejemplo, una moneda tiene las "caras" impresas en un lado y la "cola" en el otro, pero es una moneda. Por lo tanto, esto crea equilibrio y, al final, un objeto completo. Ninguna de las piezas puede faltar. Es lo que es por los dos lados.

Lo mismo ocurre con Ida y Pingala, Yin y Yang, masculino y femenino.

Por lo tanto, Ida y Pingala, junto con Sushumna, son los canales de energía más importantes que tenemos.

Estos tres Nadis mantienen el flujo de energía y se cruzan en las uniones más importantes: los chakras.

La energía de prana (o luz) fluye desde la base de la columna hasta el chakra de la coronilla , saliendo como una fuente de luz.

Referencia:

Vlad & ReikiScoop. (2021). https://reikiscoop.com. Obtenido de https://reikiscoop.com/ida-pingala-and-sushumna-the-pathway-to-your-higher-consciousness/

Mi recomendado

Un podcast interesante sobre el tema es: "La relación con el papá" publicado en www.yogalalma.com Por otro lado, el curso llamado: "Sanar las relaciones con los padres", de www.federicopaz.com De ambos recomiendo sus textos, publicaciones interesantes sobre este y otros temas relacionados.

Sobre el desbalance que se presenta frecuentemente entre las energías femenina y masculina, nos habla Yogalalma en el podcast llamado: "La relación con el papá". Allí la invitada menciona a aquellas mujeres autosuficientes, que piensan: "me hago fuerte para igualarme, no me dejo querer o #abrazar... Nada que provenga de ellos", y aún más radical, aunque sea inconscientemente la postura ante la #vida de "rechazo el sexo, el sentir, el #placer, eso es para los débiles", pero al final lo que ellas tanto rechazan de los hombres es lo que integran en ellas, resultan ser algo así como "un hombre disfrazado de #mujer: absolutamente guerrero y poderoso para igualarlo y vengarlo".


Algo muy chévere que menciona el podcast, con lo que resueno bastante es que las nuevas generaciones pueden tener chance de #integrar mejor estas #energías. En la época de nuestros padres, se valoraba mucho la fuerza física y mental, con una educación estricta, imponiendo normas rígidas, infundiendo miedo, con muchas prohibiciones, como que había que negarse a sentir, a lo sutil: las vibraciones, la #conexión, la suavidad, la apertura, expresar emociones y sentimientos, exaltando siempre el trabajar "duro", alcanzar el éxito: relacionando este con logros materiales, con altos cargos profesionales, arriesgando en ocasiones la salud y el bienestar.


Pensaría que ahora hay un grupo de personas en esa búsqueda de un estilo de vida más sostenible, saludable, #consciente, incluyendo la sensibilidad, valorando el trabajo manual y artístico, la #intuición, la conexión con el cuerpo, con el #espíritu, con otras personas, el ponerle #corazón a lo que hacemos y a lo que damos, dando sentido a la vida, disfrutando cada día, conectando con los propósitos y con la #abundancia de otras formas: compartiendo nuestras habilidades, talentos, capacidades, de maneras más creativas y diversas.

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page