top of page

Encender un fuego transformador

Actualizado: 29 ago 2022

Confianza, compasión, flexibilidad, disciplina, son características que todos podemos tener trabajando en ellas. Iniciar un proceso de autoconocimiento es el primer paso para transformar la realidad desde el interior.

Esta imagen fue tomada hace un tiempo por la talentosa @alerossophoto

Libertad, serenidad, #naturaleza, calma, baile, mar, buceo, profesora, misterio, #tranquilidad, risas, son algunas de las palabras que recuerdo, resultaron de un ejercicio chévere que realicé hace poco para la creación de una #marcapersonal.

La tarea era contar con personas cercanas de tiempo atrás y recientes, para definirme en 5 palabras. Me sentí gratamente sorprendida por ver tantas cualidades. El asunto es que un gran amigo me dio un regalo sin pensar: "mala clase".


Recordé que esa fue una característica muy presente en una etapa de mi #vida.

Estaba en la universidad y sentía confusión con la carrera elegida, con el nivel de exigencia tan berraco, con la academia y la cantidad de conceptos que no tenía claros, además estaba aún en la adolescencia, buscando mi lugar en el mundo. Estado que se prolongó casi hasta el final de la carrera, agregando además una gran tusa amorosa, a la que pude sobrevivir. Llegué a sentir que no podía con tanto, afortunadamente estaban mi familia y #amigos para superar la prueba.


Creo que al empezar a laborar, encontré personas y oportunidades para cambiar ese "mala clase". Empecé a sentirme conectada con un #propósitodevida, a verle un nuevo sentido, en un #proceso de transformación que siento se ha prolongado en el tiempo y que he disfrutado. El #yoga ha sido uno de los aprendizajes chéveres que han llegado en ese proceso.


Un acto sencillo como encender una vela, es un #ritual que he implementado hace un tiempo en momentos del día que dedico a hacer una pausa, parar, ir adentro, #meditar.

Relacionado con este hábito, recuerdo un sueño que tuve hace un tiempo, que incluía una #fogata, la sentía y veía bastante cerca, incluso sostenía un objeto mientras se quemaba, sin embargo me vi tranquila, confiada.


El #fuego ha ido considerado uno de los elementos fundamentales que forman el mundo material en el que vivimos, incluyendo nuestro cuerpo físico. En la cosmología india se consideran además la #tierra, el agua, el aire y el eter, cómo los otros 4 elementos constituyentes de todo.


Es un grupo de 5 elementos en total. El #ayurveda -la ciencia de la vida-, bastante cercana al yoga, se basa en estos elementos para tratar, sanar desequilibrios de #salud. Se considera también, una clasificación de las personas según cuáles de estos elementos tienen mayor influencia, generando una constitución física y unos rasgos de personalidad específicos.

De este modo, surgen 3 arquetipos, "humores" o grupos de personas: Kapha, Pitta y #Vata.

Últimamente he notado la influencia en especial del fuego en algunas personas cercanas. El asunto es que conocer el tema nos permite aprender a #equilibrar la predominancia de algunos elementos y poder mejorar síntomas que aparecen y son señales de un desbalance en ellos, bien sea por exceso o por falta de este elemento.. Recientemente con el diplomado de yoga de la Udea, llegaron aprendizajes interesantes del tema por parte de @catalinaduquerios, muy recomendada.


Fiebre, conjuntivitis, fuegos en los labios, oleajes de #calor excesivo, son señales de un fuego interno en desequilibrio por exceso. Es posible que estos #síntomas revelen una constitución o "dosha" de tipo pitta, con predominancia del elemento fuego. Sin embargo pueden darse también para los otros doshas. Según algunos test realizados, soy principalmente constitución de tipo #kapha, #pitta aparece en segundo lugar y en ocasiones es evidente con algunos pensamientos obsesivos que aparecen, característicos de este arquetipo.


Una descripción chévere del arquetipo Pitta es :

El significado de Pitta en Ayurveda y traducido desde el sánscrito es “aquello que digiere cosas”. Esta definición ya habla de la propia naturaleza de Pitta, y es que este también es conocido como la “bilis”.

Mientras que Vata es la unión del aire y el éter, y Kapha la del agua y la tierra, la filosofía Ayurveda entiende a Pitta como la unión de los elementos fuego y agua, siendo el primer elemento el que domina en gran medida a este dosha.

Los atributos del fuego predominan en Pitta y por ello es caliente, agudo y enfocado, algunas de sus características. Sin embargo, también posee cualidades del elemento secundario que lo compone, es decir, del agua. Un ejemplo de esto último es que tiende a ser aceitoso o lubricado.

Cada dosha se encuentra presente en cada ser humano y constituyen una función específica. Por ello es importante tener en cuenta que mientras Vata es el movimiento y Kapha la estructura y la estabilidad, el Dosha Pitta es la transformación y el metabolismo.

...


Ese #fuegointerno tiene un lugar establecido en el cuerpo físico, asociado a esa propiedad mencionada "aquello que digiere cosas". Es el centro energético llamado plexo solar. ubicado junto al ombligo, asociado en relación a nuestra fisiología al fuego digestivo, además asociado al poder personal, al padre sol y su #energíamasculina como lo menciono en Camino de los chakras: Plexo solar tercero


Con respecto a ese #poder transformador, hace poco escuché a @aymaluz con un mensaje bello y especial:

"Este momento planetario requiere que vuestro fuego solar se alinee, se centre y eleve su frecuencia hasta el corazón, que cada uno de vosotros asumáis ese poder que os corresponde y salgáis de todo estado de impotencia.

Empoderaros es recordar que vuestra esencia ya es armonía, ya es equilibrio, ya es

unidad, la paz es un estado esencial, por lo tanto vibra en vuestro Ser, la paz es un

estado que integra claridad, armonía, fluidez, sabiduría, aceptación.

A través de esta consciencia de la Paz reconocéis la capacidad para integrar toda experiencia dual, todo estado de división, de conflicto, de separación. Entonces, esta consciencia de luz, esta consciencia de paz, requiere un reconocimiento de esa ganancia interna que ya tenéis".


Ahora, estar en comunión con el fuego como elemento, de forma externa e interna, permite transformar-nos. Es bueno siempre recordar que podemos elegir quien queremos ser, que características cultivar, con cuales #palabras queremos ser asociados y cómo responder a lo que llega cada día a nuestra vida: personas y circunstancias.

Sin embargo es bueno saber también que ese #poder de elegir llega cuando somos conscientes de ello, pues de otro modo estaremos actuando y respondiendo en piloto automático.


En este sentido, hace poco en conversaciones interesantes con amigos, hablábamos de:

¿Por qué es necesario tener un proceso de cultivo interior?¿Por qué es importante incluir en nuestra vida de adultos y los hábitos: hacer una pausa, tener momentos de introspección, soledad y silencio?¿Acaso es que la naturaleza de los seres humanos no es llegar a ser adultos llenos de #paz y amor en nuestro #corazón?¿Acaso tener una vida tranquila, con #armonía y equilibrio no es nuestro estado natural?

La respuesta a estos dos últimos interrogantes no la tengo con certeza, pero todo parece indicar que es un NO.

De allí que eso nos ayuda a responder las dos primeras preguntas. Es necesario por tanto, para todas las personas, vivir un proceso de crecimiento y transformación, o en palabras más simples: hacer terapia, buscar herramientas para sanar.

Creo firmemente que esa es parte del propósito de esta vida terrenal, por lo que estamos aquí.


Desafortunadamente el proceso de encarnar un cuerpo, Implica momentos de dolor, empezando por la salida de ese vientre cómodo y calientito que nos acoge los primeros meses.

"Vinimos a este mundo a sufrir" es un dicho conocido y creo que todos en algún momento así lo sentimos en mayor o menor medida. Apegos, #cargas, aflicciones, heridas del pasado, #memoriasdolorosas, son parte del equipaje que nos acompaña y que en determinados momentos se hace más evidente, más pesado, más "sufrido".


La invitación es poder encender de forma material y externa, también de forma interna ese fuego de transformación.

Integrar hábitos como un momento al día, durante las 16 horas en que estamos en vigilia, en las mañanas por ejemplo, antes de empezar las labores diarias, para apaciguar o en ocasiones activar ese fuego:

hacer una pausa, respirar, escuchar los pensamientos, observarlos, sentir las emociones que puedan llegar con ellos, es una manera de empezar ese proceso de concientización.

Soltar cargas y pesos que solemos llevar en forma de rabia, resentimiento, #preocupaciones, estrés, ansiedad, es lo que va llegando con la transformación.

Algo que está claro es que el #miedo, la rabia la #tristeza, son emociones primarias necesarias, ahora, vivir con ellas todo el tiempo va a generar enfermedades físicas y mentales. Es por esto que toca modificar esos contenidos en forma de #pensamientos, que acostumbramos a visitar con frecuencia, dejar de rumiar sobre ellos, quitarles fuerza.


Seguir en ese estado, visitando y estimulando esas emociones, es habitar y ver la vida en modo "supervivencia". Sabemos que tenemos otras opciones, solo que para conseguirlas: hay que hacer un trabajo interior.

Luego de observarlas y saber que nos habitan, toca reemplazar esos contenidos tan conocidos y frecuentes por otros, ahí empieza el proceso.

Poder cultivar en lugar del miedo, el amor, la confianza, en lugar de la tristeza, la aceptación, la gratitud, en lugar de la rabia o impotencia, la compasión y flexibilidad, para mirar y actuar desde otro punto de vista, es la tarea para muchos de nosotros.

Dar prioridad a la conexión con la naturaleza, con la fuente, a darnos el valor que merecemos, a permitirnos afrontar con #valentía las dificultades, a sentir #gratitud por cada criatura que nos rodea, cada situación vivida, a estar presentes en cada instante, sin activar el piloto automático, se hace necesario. Podemos emprender y principalmente, sostenerlas, mantenerlas cada día hasta que se nos vuelvan cotidianas.


En muchas ocasiones se hace necesario además, retroceder en el tiempo, mirar atras, permitirnos viajar a esos #recuerdos malucos, traumáticos, esas memorias dolorosas que se guardan, "sentir para sanar".

El asunto es que no es fácil, requiere valor, tomar coraje para pararnos como los adultos que somos, salir del esquema de #víctimas y así resignificar esos momentos, esas memorias, soltando el círculo vicioso, desenredando el #nudo que nos ata a repetir conductas dañinas, que impiden sentir #bienestar físico, mental, emocional y espiritual.

Creo que encender y balancear el fuego transformador, es sanador, para andar por la vida más livianos, más #móviles, menos pesados, esquematizados o #apegados.

Tener el poder de estar abiertos a nuevas miradas, otras posturas ante el presente y ante lo vivido, poder recibir y disfrutar aquello que la vida nos trae cada día.

Una imagen bella capturada por mi socia y comunicadora @stefanylondel

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page